Ópera en blu-ray. Dramaturgos franceses

El cineclub del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes, proyecta en el Museo de la Ciudad el ciclo de ópera en blu-ray “Dramaturgos franceses” cada lunes del mes de febrero, con el apoyo en la programación de Manuel Oropeza. Funciones a las ocho de la noche. Entrada libre.

El lunes 4, iniciamos con “Ernani” o “El honor castellano”. Es una ópera romántica en cuatro actos con música de Giuseppe Verdi y libreto de Francesco Maria Piave, basado en la exitosa pieza teatral de Víctor Hugo (titulada Hernani en la versión del francés), obra que había introducido el Romanticismo en París, derrotando las convenciones del teatro clásico francés.

La acción se desarrolla durante 1519, en las montañas de Aragón, en el castillo de Silva, en Aquisgrán y en Zaragoza. Entre los Habsburgos y los duques de Aragón hay una vieja enemistad. Un duque ha sido asesinado, pero su hijo pudo escapar: desde entonces recorre el país con el nombre de Ernani y solivianta los ánimos contra el rey Carlos, que quiere hacerse coronar emperador (Carlos I de España, V de Alemania). Ambos, el rey y el rebelde, se enamoran de Elvira, sobrina del noble Silva, que también tiene la intención de casarse con la joven. De esta triple rivalidad surge la acción de la obra de teatro y de la ópera.

Para el final de la ópera, Verdi compuso un trío que creía mejoraba el original de Hugo, en cuanto que la acción podía desarrollarse más rápidamente hasta alcanzar su culminación. Aquí, Ernani, Silva y Elvira se enfrentan. Silva reclama la vida de Ernani, mientras Elvira le pide compasión y Ernani reniega de su destino.

El lunes 11 verán ustedes “Medea” (título original en francés, Medée; en italiano, Medea) es una ópera en tres actos con música de Luigi Cherubini y texto de Pierre Corneille

La trama de la ópera es una de las más trágicas y arrebatadoras de la lírica. La historia tiene lugar en la Grecia Antigua. Giasone, Jasón, tuvo una relación con la sacerdotisa Medea de la que nacieron dos hijos. Luego la abandona y se casa con Glauce, la hija de Creonte, Rey de Corinto. El primer acto transcurre durante la víspera de la boda. Medea aparece y llama a Jasón. Creonte ordena a Medea a abandonar Corinto en el plazo de un día, pero sus hijos habrán de quedarse allí. En el segundo acto ella intenta en vano recuperar a Jasón, pero se le promete que ella verá sus hijos una última vez antes de que se marche. Como venganza, Medea envía una toga envenenada a Glauce, quien fallece en el tercer acto, y en el que Medea también mata a sus hijos y prende fuego al templo.

“Tarare” es una ópera en cinco actos  con música de Antonio Salieri y libreto en francés de Pierre Beaumarchais. Será proyectada el lunes 18.

Tarare, un soldado virtuoso de origen humilde, tiene una buena esposa, Astacia, a la que desea un rey tiránico, Atar. Tras muchas vicisitudes, Atar se suicida y Tarare, a pesar de su desgana es coronado rey. Sin embargo, lo mas sorpréndete de esta ópera sea la idea de Beaumarchais de escribir un prologo, en el que la naturaleza y el genio del fuego discuten sobre la existencia humana y preguntan a las almas imperturbables de los personajes principales de la opera, que aun no han nacido, lo que desean ser.

“Los Hugonotes” texto de Eugčne Scribe y música de Giacomo Meyerbeer, es una ópera a proyectarse el lunes 25 de febrero, para concluir este ciclo.

La trama de la obra se sitúa en Francia durante las guerras de religión en 1572 y concluye con la masacre de la Noche de San Bartolomé. Los personajes principales son Marguerite de Valois, reina de Navarra; Valentine, hija del conde de Saint-Bris, católica; Raoul de Nangis, noble protestante; Marcel, su lacayo, soldado protestante; y el conde de Nevers, católico.

Meyerbeer emplea abundantes coros que presentan un cuadro plural de la sociedad de entonces y sus diversos estamentos sociales: desde nobles católicos y protestantes hasta bailarinas gitanas, pescadores o gondoleros. Como es usual en la grand opéra, esta obra se articula en cinco actos y posee una trama doble en la que se imbrican el relato épico (las guerras de religión) y la ficción dramática (el amor entre una católica y un protestante).

Si musicalmente la obra abusa en exceso de las soluciones de compromiso propias de la gran ópera, sobre todo en las transiciones, la parte vocal se muestra de lo más seductora.

Comments are closed.