Gipsie para niños. Concierto didáctico

  • Biblioteca Infantil del Museo de la Ciudad
  • Domingo al mediodía

Según estudios biológicos, culturales y lingüísticos, los romá (como prefieren llamarse la mayoría de gitanos) constituyen un grupo étnico genuino. De acuerdo a los científicos, se origina este grupo étnico en la parte nor-occidental de la India, en lo que hoy forma parte de sudeste de Pakistán y que abarca las regiones del Punjab y el Sinth. Se cree que de allí llega Persia entre los años 642 y 900 de la época moderna, periodo mismo que vivieron bajo el dominio Árabe. Vania de Gila Kochanowski, lingüista, concluye que en el siglo IX, el Islam invade la India y los habitantes en las partes antes mencionadas de la India, huyen e inician una gran emigración hacia el oeste. Así es como vemos cómo el pueblo gitano vive en eterna migración.

Sobre su música hay mucho qué decir, y este domingo 14 de octubre, a las doce y media del día la Biblioteca Infantil del Museo de la Ciudad te invita al concierto didáctico “Gipsie para niños”, con los músicos Adrián Morales(bajo), Aldo Peñaloza(guitarra), David Galvez(guitarra), Gregory Harrington(trompeta) y Raúl Rodarte(sax ). Es una actividad apoyada por el Instituto Queretano de la Cultura y las Artes. Entrada libre.

En España se cree que llegaron los gitanos hacia 1415, dispersándose y viajando después por todo el país. Las relaciones entre la población local y los gitanos fueron en general buenas durante el siglo XV. Sin embargo, a partir de 1469, con la llegada al trono de los Reyes Católicos, la situación cambió radicalmente, presumiblemente a causa de la búsqueda de la homogeneidad cultural en España, lo cual era la característica propia de la unión de las dinastías hispánicas. Las autoridades dieron a los gitanos un plazo de dos meses para que tomaran un domicilio fijo, adoptaran un oficio y abandonasen su forma de vestir y sus costumbres, so pena de expulsión o esclavitud. Se buscaba la unificación de los súbditos en toda la Península, siendo el ideal al alcanzar la centralización del poder político, la existencia de una única religión, una única lengua, una única cultura y, por consiguiente, una única manera de ser. De tal manera, Las Cortes de Castilla de 1594 emitieron un mandato tendiente a separar a los «gitanos de las gitanas, a fin de obtener la extinción de la raza», vaticinando la política de las prácticas de esterilización que seguirían otros monarcas europeos de la Edad Moderna.

En 1633, una pragmática negó a los gitanos el carácter de nación y prohibió incluso el uso del término gitano en el reino.

Sin embargo, la forma de vida gitana es libre y queda ilustrada plenamente en su música, que ustedes escucharán este domingo 14 a las doce y media del mediodía, en la Biblioteca Infantil del Museo de la Ciudad.

Comments are closed.