Concierto para piano y violonchelo

  • Museo de la Ciudad
  • 19 de julio

Los alumnos y colegas de la Maestra María Elena Ruiz Esparza ofrecerán un concierto en el Museo de la Ciudad este jueves 19 de junio a partir de las cinco y media de la tarde. Tocarán autores como Keiichi Suzuki, John Thompson, Johann Sebastian Bach, Ludwig Van Beethoven, Richard Mayer, James Horner, Jack Slayer, Javier Navarrete, Johann Pachelbel, entre otros.

Tocarán esta tarde, Leslie Melchor Ríos, para quien la música es una armonía y tiene un ritmo hermoso. Para Érika Emilia Meza Martínez, la música es alegría y amor al baile. Para Brenda Tamay Monroy, es el Arte de los sonidos, que en conjunto forman un éxtasis de emociones. Para Jairo Damián Tamay Monroy, es el arte del buen combinar los sonidos con el tiempo. Para Beatriz García Soto, la música es recordar y alimento para el alma. Para Vania Fuentes Cruz, es pintar la música en mil colores y matices. También participan Mayela Carmona, José María Ledesma Osorio, Valeria Anaí Rodríguez Anguiano, Jesús Iván Rodríguez Anguiano, todos ellos bajo la dirección  musical de la maestra María Elena Ruíz Esparza, artífice del concierto.

La Mtra. Ruiz Esparza narra los motivos que la ligan a la música: “Desde los años de mi niñez vengo de una familia de músicos de donde extraigo la emoción, la pasión por la música.

Pude realizarme como estudiante de piano con el Mtro. Manuel Arvizu, y de violonchelo con el Mtro. Adrián Barrera Sánchez, excelentes maestros, lo que aunado al apoyo de mi familia dio como fruto mi patrimonio musical. Mi tía, María de los Ángeles Ruiz Gaytán es pianista, y mi tía María del Carmen Ruiz Esparza, violonchelista. Mi padre, José de Jesús Ruiz Esparza Gaytán es violinista.

En el presente, mi orgullo y objetivo es enseñar a pequeños, quienes desde los cinco años aprenden las notas musicales mediante un sistema de colores que se suma a la técnica para el desarrollo psicomotriz. Los alumnos aprenden colores y empiezan a leer  notitas musicales conforme se les van retirando los colores. Los alumnos más grandes aprenden notas y teoría, a la vez que chicos y grandes aprenden solfeo.

El objetivo de estas enseñanzas es ocupar las mentes de los alumnos en actividades positivas y edificantes para crear futuras generaciones de músicos. Otro objetivo es enseñar a personas mayores para que se integren a la música, porque pienso que nunca es tarde para aprender.

Me gusta que mis alumnos participen y se motiven cada día más para su formación musical, y mi más grande sueño es que toquen en un escenario, porque así sentirán una gran emoción que reflejan en sus rostros, lo que nos inspira a seguir luchando día con día por ellos, que son mi motor como maestra de música.”

El concierto para piano y violonchelo se realizará en el ex convento de Capuchinas el jueves 19 de julio con el apoyo del Instituto Queretano de la Cultura y las Artes. Entrada libre

Comments are closed.